¿Por qué se escancia la sidra?

Este viernes, como os adelantamos la semana pasada, no os traemos receta, hoy os queríamos contar.

¿Por qué se escancia la sidra?

Por qué se escancia la sidra

Si buscas el significado de “escanciar”, se define como  el acto de servir, verter o decantar bebida de la botella a una copa o vaso. Es una palabra de origen godo, en cuyo reino existía un oficial palatino a cargo de los escanciadores reales, llamado en latín: comes scanciorum.

Es una bebida que se sirve desde cierta altura pero no con la intención de crear espuma. El escanciado tiene una explicación más compleja.  El ritual del escanciado es único en el mundo, el objetivo es agitar la sidra, airearla y “despertar” el gas carbónico que de forma natural se encuentra “adormilado” en el producto.

La característica más peculiar de esta bebida que se obtiene de la fermentación del mosto de manzana es quizá la forma en que es servida: lanzada desde lo alto. De esta forma, cuando el líquido golpea contra el vaso se producen unas pequeñas burbujas de anhídrido carbónico que arrastran el aroma de la sidra.

Por esa razón, el vaso que se utiliza en este caso, tiene una forma ancha para que poder introducir en su interior la nariz y se pueda apreciar el aroma de esta bebida.

Según los consumidores más entendidos y acostumbrados a consumir este “manjar”, dicen que una vez que han desaparecido las burbujas, éste no se distingue tan bien, lo cual explica que los culines”  deban ser consumidos de un solo trago.

¿Qué es un culín?

Una botella de sidra suele dar para unos seis o siete culines”, depende del tamaño de los culines, la idea es echar cantidad exacta para que puedas bebértela de un trago, justo después de ser escanciado.

Con los últimos restos se aprovecha para limpiar la parte del recipiente donde se colocan los labios, ya que el vaso suele compartirse.

De esta forma si el bebedor toma la sidra de inmediato, podrá disfrutar de una sensación plena porque al escanciar se realza el aroma. Además se consigue una sensación especial, debido a la emulsión del gas carbónico. Se trata de una sensación táctil que desaparece cuando el gas se pierde definitivamente. Para aquellos que no lo hayan probado, la similitud podría hacerse con un refresco con gas y otro que lo ha perdido.

Culín de sidra

¿Cómo nos colocamos para escanciar?

El cuerpo ha de estar recto, pero sin llegar a estar rígido y los pies han de estar ligeramente separados. El brazo que sostiene la botella tiene que estar estirado al máximo por encima de la cabeza y la botella un poco más adelantada que la cabeza. El brazo que sostiene el vaso ha de estar también estirado y tiene que estar colocado en el centro del cuerpo.

¿Y la botella de sidra?

La botella hay que cogerla de un manera especial. Teniendo en cuenta que la botella a la hora de escanciar se coloca en posición horizontal, hay que sujetar el cuerpo de la botella por la parte superior con los dedos índice, corazón y anular y por la parte inferior con el dedo pulgar. Luego el dedo meñique va colocado en la base de la botella.

El pulgar segun se va vaciando la botella se utiliza de balanza para ir nivelando la botella.

El único secreto para aprender a escanciar, es la práctica. Cuanto más tiempo se practique más estilo se tendrá y más sidra entrará al vaso.

Sidroconsejo: Para evitar despilfarros lo mejor es practicar con agua.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.